Creación de Branding, marca y Reputación

Casi 7 de cada 10 inversores prefiere apostar por empresas con una reputación óptima

A la hora de invertir en una empresa se analiza todo. También la reputación. Uno de los ocho comportamientos analizados en el informe RepTrak® España 2017, que elabora Reputation Institute, mide precisamente en qué porcentaje se invertiría en una empresa, tomando como referencia su reputación empresarial.

Los datos son relevantes porque el 66% de los encuestados invertiría en empresas con una reputación superior a 80 puntos de un total de 100, un porcentaje que baja al 8% en empresas con una reputación de entre 0 y 39 puntos.

Informe Rep Track Pulse sobre intención de inversión en función de la Reputación

Informe Rep Track® Pulse sobre comportamientos favorables en función de la Reputación

 

La institución que ha elaborado el estudio, a partir de 8.000 encuestas y 32.000 valoraciones sobre 282 empresas españolas, utiliza un indicador de elaboración propia que denomina RepTrak® Pulse. Este indicador mide el atractivo emocional que configura la reputación, basándose en cuatro elementos: admiración y respeto; reputación conocida; buena impresión y confianza. Estos cuatro elementos tienen sus siete factores racionales (la explicación racional de lo emocional), que son finanzas, oferta, innovación, trabajo, integridad, ciudadanía o liderazgo, según el Modelo RepTrak®. En definitiva, la percepción sobre su rentabilidad y potencial de crecimiento, relación calidad precio del servicio, su apuesta por la innovación, el trato laboral a sus empleados, su ética y transparencia, su compromiso social y medioambiental, y su organización interna y equipo, entre otros.

En la construcción de Reputación intervienen 3 factores; lo que la empresa dice de sí misma, lo que otros dicen de ella, y la experiencia al probar su producto/servicio

Previamente hay que tener en cuenta que en la construcción de la reputación intervienen tres factores: lo que la empresa dice de sí misma (con publicidad, comunicación y relaciones públicas, marketing o proyectos de Responsabilidad Social, entre otros); lo que dicen terceros (entre ellos medios de comunicación, redes sociales, familia o amigos); y la experiencia directa con la empresa (a través de sus productos, servicios, inversores, o empleo).

En este gráfico se aprecia la correlación entre Reputación y esos comportamientos favorables hacia las empresas, utilizando el indicador mencionado. Pero no sólo vemos con buenos ojos invertir en una compañía si hay buena reputación ya que también afecta a la captación de talento (el porcentaje de las personas que se iría a trabajar a una empresa con buena reputación aumenta considerablemente del 11% al 71% cuanto mayor en su reputación empresarial). Lo mismo ocurre con cada uno de los comportamientos analizados como son comprar sus productos, hablar positivamente de ella, confiar en que hará lo correcto, darle la bienvenida a mi comunidad, recomendarla a terceros, o darle el beneficio de la duda en caso de que vengan mal dadas.

El análisis de la intención de compra y de recomendar sus productos o servicios fue objeto de un artículo anterior porque aumentar 5 puntos la reputación empresarial incrementa un 6,4% la intención de compra y un 6,1% la recomendación. Hoy en día con un consumidor hiperinformado y cada vez más exigente con lo que dicen y hacen las empresas con proveedores, clientes, y sociedad, la reputación es clave para ganar la batalla del largo plazo.

Si quieres conocer el Top 10 de empresas con mejor reputación en España puedes leer esta entrada en nuestro blog.

 

No Comments

Post A Comment