La APM contabiliza 11.151 empleos destruidos y 284 medios cerrados desde 2008

Entre 2008 y 2013 han desaparecido 284 medios de comunicación y se han destruido 9.471 empleos, que se elevan hasta 11.151 si se incluyeran los 1.680 puestos de trabajo de Radio Televisión Valenciana (RTVV), cuyos trabajadores se encuentran en situación técnica de “vacaciones pagadas” tras la nulidad del ERE que impulso el Gobierno Valenciano. El año 2013 ha confirmado las peores previsiones para el sector por la eliminación de 2.754 empleos, que ascienden a 4.434 con los puestos de trabajo de RTVV – el 40% del total de empleo destruido desde 2008- y 73 medios clausurados (75 con la Radio y TV Valencianas), que son la cuarta parte (26,4%) de los cierres habidos en los últimos cinco años.

Los datos, los recoge el Informe Anual de la Profesión Periodística, que elabora la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) a partir de 1.748 encuestas a periodistas y datos obtenidos de los Observatorios de la Crisis de la APM y de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), y estadísticas de la administración. Por primera vez el informe, a cuya presentación hemos asistido por streaming,  incluye un apartado dedicado a los 265 nuevos proyectos periodísticos y 35 de comunicación, que han surgido desde 2008 pese a la crisis.

Es cierto que muchos periodistas se están convirtiendo en editores. Los más veteranos tras haber perdido su puesto de trabajo y querer seguir ejerciendo el periodismo; los nuevos licenciados por la ausencia de oportunidades laborales; y otros muchos por el descontento con los planteamientos editoriales actuales, según ha explicado el director del Informe, Luis Palacios. La Asociación de la Prensa de Madrid ha contabilizado 265 nuevos medios y 35 proyectos impulsados por periodistas desde 2008 y estima que “pueda haber un 30% más que no ha llegado a nuestro conocimiento”, ha aseverado Palacios.

Año 2013: 2.754 empleos destruidos que se elevan hasta los 4.434 con los puestos de trabajo de RTVV. Es casi el 40% del total de los puestos de trabajo eliminados en el sector desde 2008

El descontento de los periodistas con las líneas editoriales de los medios está bastante relacionado con la credibilidad que le otorgan los españoles a los medios de comunicación y que se sitúa en un 5,16 sobre una máxima de 10, según el CIS. Por primera vez se ha preguntado a los periodistas a qué atribuyen esa puntuación tan baja y las tres principales razones son: la falta de independencia y rigor de la información; la mala imagen de los programas de televisión y debate con apariencia informativa en los que participan periodistas y famosos y prima el espectáculo; y el alejamiento del periodismo de los problemas reales de la sociedad.

Volviendo a los nuevos proyectos periodísticos en los que me quiero centrar, los 80 de información general autonómica, local o hiperlocal encabezan este fenómeno, seguidos de 34, de arte y cultura contemporánea; 27, de deportes; 26, medios de información general estatal; 21, medios de otros temas; 16, radios y televisiones ‘online’; 15, de economía, empresas, emprendimiento; 9, de televisión, teatro y cine;  otros tantos de turismo, gastronomía y viajes; 8, de tecnología; 6, de periodismo y comunicación; 6  medios de actualidad internacional; 3, de estilo de vida; 3, de mujeres; y 2, de ciencia. A estos se suman otros 35 proyectos puestos en marcha por periodistas.

Los periodistas atribuyen la baja confianza los españoles en los medios de comunicación a la falta de independencia y rigor; la mala imagen de los programas con apariencia informativa de TV y olvidar los problemas de la sociedad

Si te interesa conocer algunos de estos proyectos puedes leer algunas de las entrevistas dedicadas a los nuevos medios que hemos escrito desde la Asociación por la Defensa de la Libertad de Expresión y Derecho a la Información, Librexpression.es. Jesús Maraña de infoLibre.es, que defendía que las decisiones en materia editorial son del periodista, o Voro Maroto de eldiario.es Comunidad Valenciana, que consideraba una ventaja y un paso de gigante poder marcar la línea editorial, son algunos ejemplos.

Este nuevo segmento se desarrolla en un escenario concreto: el de un sistema de medios afectados por una profunda crisis estructural, a la que se ha añadido una crisis económica de carácter coyuntural, afirma la APM. Los autores del informe han entrevistado a los creadores de 108 de esos nuevos medios y Luis Palacios, destaca un rasgo común:  “La confianza desmedida de los responsables de estos proyectos en la publicidad como fuente de financiación que garantice su futuro ya que el 60% cree que será la fuente principal”.

Otras vías de ingresos serán la venta de aplicaciones para móviles, micromecenazgo, venta de ejemplares y suscripciones, desarrollo de servicios profesionales y audiovisuales. “Es importante porque tendrá más posibilidades de éxito quien consiga financiación combinada”, ha explicado Palacios.

Como elemento común también se constata la ausencia, en la mayoría de los casos, de una persona dedicada a la labor comercial, y que los nuevos editores combinan su trabajo periodístico y editorial con funciones de gerencia. “En el caso de los recién licenciados que, sin haber trabajado, deciden montar su propio proyecto cuentan con la desventaja de la falta de experiencia y la posibilidad de cometer errores, pero precisamente por carecer de experiencia pueden tener planteamientos más radicales, frescos o novedosos que al final pueden ser una garantía de éxito”, ha dicho Palacios.

Con respecto a la forma de crear el negocio, un 40% de los medios encuestados optó por la sociedad limitada, y un 19% está liderado por un autónomo. En cuanto a las plantillas, el estudio muestra el carácter muchas veces unipersonal o con frecuencia de un muy reducido número de personas de estos proyectos. Así, de los 108 medios encuestados, 51 contaban con una plantilla de 1 a 3 personas.

Pero hay opiniones desfavorables a la figura del periodista editor. La presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, Carmen del Riego, no cree que sea bueno “que el periodista se tenga que convertir en editor para ejercer el periodismo” y defiende que la función de periodista esté separada de la de editor “para garantizar la independencia del periodismo que demanda el ciudadano”.  Sobre los editores de medios tradicionales ha dicho “echar en falta que sean ellos los que estén buscando fórmulas de financiación alternativas.  Hemos hablado con algunos y esperan que vuelva la publicidad o que salga la tasa Google”, ha asegurado.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.