Qué es y cómo se crea la reputación empresarial

La Reputación empresarial la conforman los sentimientos que genera una empresa a partir de la experiencia directa con el producto o servicio, lo que hace y dice la empresa, y lo que dicen los demás. En este vídeo te explicamos, en poco más de un minuto, en qué consiste la reputación empresarial y cómo se crea.

Experiencia con la empresa

En la experiencia directa con la empresa intervienen, además del producto o servicio que adquirimos, todo lo relacionado con la atención al cliente. Desde la compra hasta la entrega del producto, el servicio post venta y por supuesto la relación con nuestros empleados.

Piensa por un momento en el valor de nuestro equipo. En muchas empresas los empleados son el contacto directo con el cliente. A veces incluso el único contacto. Su papel, por tanto, es mucho más relevante de lo que pensamos. Un trabajador satisfecho y con sentido de pertenencia es siempre el mejor prescriptor de la marca. Si te interesa este tema, te invitamos a leer este artículo de opinión que publicamos en la revista de elEconomista Comunitat Valenciana sobre los empleados como embajadores de marca ya que aporta algunas claves que se pueden aplicar.

Qué dice la empresa

En el segundo aspecto, qué hace o qué dice la empresa, es necesario que toda la comunicación tenga coherencia y transparencia. Estos valores han subido varios enteros y, cada vez más, los consumidores los toman en consideración en su decisión de compra o en su decisión de recomendar un producto o servicio empresarial. La marca, la publicidad y el marketing que se hace, la responsabilidad social o las relaciones públicas son parte activa de la creación de reputación y notoriedad.

El branding construye valores de marca. La publicidad y el marketing tienen como objetivo aumentar la notoriedad y la venta de producto, respectivamente. La responsabilidad social lleva a la práctica nuestros valores y beneficio social. Y las relaciones públicas y la comunicación permiten trasladar los valores y propósitos de las compañías. Pero todo alineado. Coherente.

Y qué dicen de ella

En este tercer bloque cobran importancia los líderes de opinión, los medios de comunicación, las comunidades que opinan en las redes sociales…

Todos sabemos que tener una buena reputación hace fuertes a las empresas y organizaciones. Pero la construcción y consolidación de la reputación es un proyecto a largo plazo. Un proyecto en el que se debe trabajar de forma permanente, y que exige esfuerzo y coordinación entre todos los estamentos y personas que integran una organización.

En esta construcción influyen muchos aspectos de la empresa. Los resultados económicos, la relación calidad precio de nuestros productos o servicios, la satisfacción de los clientes, nuestra capacidad para innovar, ofrecer empleos con una retribución justa, apoyar causas sociales o contar con un equipo líder… Son factores capaces de crear esos sentimientos positivos por lo que queremos ser conocidos y reconocidos.

En este vídeo puedes ver ejemplos concretos de iniciativas encaminadas a crear o consolidar la reputación de las empresas


Otras entradas de nuestro blog

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.